Opinión

Reseña: Tick, Tick… Boom!, Una película musical con alma y corazón

Por: Facundo Valdivia

Desde hace unos días en la plataforma de Netflix se encuentra disponible la película ‘Tick, Tick… Boom!’, un drama musical protagonizado por el actor Andrew Garfield interpretando al autor teatral Jonathan Larson, quien cosecho éxitos en Broadway con sus célebres obras ‘Rent’ y ‘Tick, Tick… Boom!’, siendo este último un musical autobiográfico y del cual se basa la película. El filme está dirigido por Lin-Manuel Miranda marcando su debut como director, tras ser reconocido como un gran compositor, sobre todo tras su exitoso musical teatral ‘Hamilton’ en donde se encargó de la música, letra y el guion. La historia del largometraje se centra en retratarnos el mencionado musical original de Jonathan Larson, mostrándonos sus vivencias de las que se inspiró para poder componer el musical.

El director Lin-Manuel Miranda hace un trabajo magnífico al presentarnos el mundo en donde trata de sobrevivir Jonathan Larson, nuestro protagonista, con una historia y diálogos muy bien trabajados acompañados de letras musicales acordes que logran corresponder con lo que uno está visualizando. El trabajo de Andrew Garfield es sobresaliente en este papel, con anterioridad ha demostrado el nivel actoral que siempre suele brindar, pero esta vez nos muestra por primera vez su talento como cantante, donde cumple con creces, habiéndose preparado un año para este papel en donde despliega todo su talento con espontaneidad. Entre los actores que lo acompañan, por un lado tenemos la presencia de Robin de Jesús, que juega un papel importante para la historia del protagonista y por ende de la película, su actuación es de elogiar siendo una pieza importante del filme brindándole el toque distintivo y emotivo a la película. Por otro lado, la performance de Vanessa Hudgens, quien ya tiene experiencia con este género de películas, le da ese plus y fuerza levantándo aún más el filme. Pero sin duda alguna, lo más importante de este largometraje, y el cual es el corazón de la película, es la letra de las canciones y lo muy bien encajado que calza con sus respectivas escenas. Unas canciones muy humanas y profundas que transmiten diferentes tipos de emociones y momentos retratando sobre todo las etapas difíciles y complicadas que tuvo que pasar Jonathan Larson en vida, ya que tuvo una prematura muerte a los 35 años de edad, acompañados de unas espléndidas coreografías a cargo de Ryan Heffington en donde el director y los actores pudieron sacar mucho provecho.

Lin-Manuel Miranda, en su debut como director, ha logrado traernos de una magnífica manera la obra de Broadway de Jonathan Larson a la pantalla chica, con un muy buen planteamiento en donde podemos adentrarnos y conocer el mundo de problemas y complicaciones de nuestro protagonista y su carrera contra el tiempo por querer convertirse en un célebre compositor musical antes de su cumpleaños número 30. Con una resaltante actuación de Andrew Garfield en donde tuvo que aprender a cantar e incluso, hasta aprender a tocar el piano, ganándose con todo mérito el ser voceado como el próximo nominado a mejor actor en los Óscars, acompañado de una actuación imperdible de Robin de Jesús. Una historia muy bien escrita, con musicales realmente extraordinarios y coreografías de admirar, pero sobre todo con un resultado sublime y conmovedor, convierte a ‘Tick, Tick… Boom!’ como la mejor película musical del año, debiendo de estar como obligación en los próximos premios Óscars en diversas categorías.

CALIFICACIÓN: OBRA MAESTRA ⭐⭐⭐⭐⭐

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba