Opinión

Queremos paz y no la guerra (I)

Por: Martín Valdivia Rodríguez

Una vez más, la guerra ha estallado en el Medio Oriente, escenario de conflictos desde antes de la caída de Constantinopla por el imperio otomano en 1453. Sin embargo, desde la creación del Estado de Israel, tras la revolución islámica, esta región se ha tornado aún más conflictiva y violenta. Desde esa fecha, precisamente, Irán se convirtió en el primer enemigo de Israel. Y esa enemistad ahora ha detonado en una conflagración de magnitud internacional.

El Medio Oriente es una región muy complicada, tanto por su geografía como por su historia, sus modelos sociales, su cultura y sus religiones. La conforman los países de la península árabe, Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Yemen; el Cáucaso, Armenia, Azerbaiyán, Georgia, República Islámica de Irán; y el Cercano Oriente, Irak, Israel, Jordania, Líbano, Palestina, República Árabe Siria y Turquía. En algunos de estos países la vida gira en torno al petróleo y la fe. Recordemos que aquí surgieron las tres principales religiones monoteístas del mundo, el judaísmo, el cristianismo y el islam. La mayoría de la población mundial considera este lugar como la Tierra Santa

. Desde el siglo XVII hasta el XIX, las nuevas ideas procedentes de Europa empezaron a influir en la vida de los judíos, quienes se regían por estrictos preceptos religiosos. Empezaron a surgir concepciones de la vida que rompían con los esquemas tradicionales y ortodoxos. Apareció, entonces, el antisemitismo, ese sentimiento hostil y prejuicioso hacia los judíos, su cultura o su influencia. Y también el terrorismo, con los atentados contra las sinagogas y mezquitas por motivaciones religiosas o relacionadas con el racismo, la xenofobia y hasta la homofobia.

Hoy estamos ante la guerra subsidiaria iran-israelí. Se le denomina así, precisamente, porque es subsidiada por determinados grupos étnicos, políticos y religiosos de la zona. Son subsidiarios de Irán, Hezbolá, Hamás, Hermanos Musulmanes, FPLP y Yihad Islámica Palestina. Irán también cuenta con el respaldo por Siria, Irak, Líbano, Rusia, Argelia, Cuba, Corea del Norte, Venezuela, China, Kazajistán y Armenia.

Por su parte, Israel es subsidiado MEK, CNRI, PDKI, ASMLA, Rojava, Ejército Libre Sirio y Jundallah. Y tiene el respaldo de Estados Unidos, Reino Unido, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Marruecos, Azerbaiyán, Yemen, Organización del Tratado del Atlántico Norte, Japón, Arabia Saudita y Australia. Se trata, entonces, de una guerra muy compleja que ha puesto en ristre a todo el Medio Oriente y amenaza la paz mundial. Nos quedamos cortos. Mañana continuamos. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

Related Articles

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Check Also
Close
Back to top button