Opinión

Posible escenario de una segunda vuelta

EDITORIAL

A menos que haya una sorpresa, un hecho extraordinario que cambie las tendencias, todo indica que habrá una segunda vuelta electoral, pues los porcentajes logrados por los candidatos que se ubican primeros a menos de dos semanas de los comicios, según las encuestas, están lejos del 50% más uno, que es el porcentaje mínimo que requiere el ganador para ser elegido en primera vuelta. Los postulantes que tienen opción de pasar a la segunda vuelta ya deben ir pensando en ese escenario, el tiempo que quedará y cómo desarrollar sus campañas en ese eventual tramo de la contienda electoral.

El 8 de julio del 2020, el gobierno publicó el Decreto Supremo Nº 122-2020-PCM, mediante el cual convoca a Elecciones Generales el 11 de abril de 2021, para la elección de presidente de la República, vicepresidentes, congresistas y representantes peruanos ante el Parlamento Andino. En el artículo 2 de esta norma se establece que, en caso de que ninguno de los candidatos presidenciales obtuviese más de la mitad de los votos válidos, se procederá a una segunda elección entre los dos que hubiesen obtenido la votación más alta, para el día domingo 06 de junio de 2021, estimándose que dicha fecha estaría dentro de los treinta días calendario siguientes a la proclamación de los cómputos oficiales.

Es decir, los candidatos tendrían cerca de dos meses más para realizar sus respectivas campañas electorales, ya teniendo como único rival al otro que pasó a la segunda vuelta. Es entonces cuando vendrán las alianzas y adhesiones de acuerdo a las afinidades programáticas y de coyuntura política en temas como, por ejemplo, la corrupción y la postura respecto a la empresa Odebrecht, el caso ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’ y otros.

La posición de los candidatos con relación al modelo económico será fundamental, pues con todos sus defectos y los casos de corrupción en los gobiernos que se han venido sucediendo, la economía del país estaba funcionando. Lamentablemente, llegó la pandemia y los desaciertos de Martín Vizcarra, que empezaron con el engaño de las pruebas rápidas, nos condujeron hasta la situación en que nos encontramos, con una economía muy debilitada, grandes índices de desempleo y una segunda ola de contagios contra la que nuestro sistema de salud no puede luchar como lo están haciendo en otros países.

Hay que tener en cuenta que los electores peruanos, como lo remarcan los analistas, ya no emiten su voto teniendo en cuenta si el candidato es de derecha, centro o izquierda, sino bajo criterios como la confianza que inspiran y las buenas propuestas.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Ver también
Close
Back to top button