particular

“La Sunedu depende del poder político de turno”

La doctora Jeri Ramón Ruffner, rectora de la San Marcos, afirma que las universidades públicas se ven vulneradas porque no tienen autonomía

POR: RAFAEL POBLETE

La primera rectora mujer de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la doctora Jeri Ramón Ruffner, afirmó que la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) no está cumpliendo el rol para el que fue creada debido a que no es un ente autónomo porque depende del poder político de turno. Entrevistada en nuestro canal digital La Noticia Multimedia, señaló que en realidad no hay autonomía universitaria porque las universidades públicas se han convertido en ejecutoras del Ministerio de Educación, situación que pidió cambiar.

¿Doctora, qué gestiones están realizando en el Congreso por las universidades?

Nos hemos reunidos con varias bancadas para ver el tema de la autonomía universitaria y, realmente, estamos en esa línea de trabajar para buscar un consenso de las bancadas que nos puedan apoyar en dos proyectos de ley que tocaban la autonomía como un aliciente para el desarrollo de las universidades públicas. Me gustó ver el proyecto de ley que después de muchos años tocaba la autonomía universitaria.

¿Doctora, la Sunedu es un organismo regulador?

La Sunedu es un órgano adscrito al Ministerio de Educación. Es un órgano regulador que debe controlar la calidad. Porque para eso aparece la Sunedu, a partir de la vigencia de la Ley 30220. Sin embargo, nosotros hemos visto que el rol que está cumpliendo Sunedu no es el que nosotros queríamos y aparte de que Sunedu no es un ente autónomo, depende del poder político de turno. Entonces, la preocupación es que las universidades públicas están viéndose hoy día vulneradas porque dependen del poder político de turno. Hoy estaremos con un color, mañana con otro color… y así cada gobierno nos impondrá las reglas de juego que ellos quieran.

¿Qué proponen ustedes?

Planteamos que Sunedu sea un ente autónomo e incluso sus miembros también deberían ser elegidos democráticamente. Porque hoy día Sunedu está compuesta de acuerdo al artículo 17.1 por siete miembros. ¿Pero quién pone a esos siete miembros? El Ministerio de Educación nombra una comisión.

Y es el ministerio del gobierno de turno…

Claro, exacto. El Ministerio de Educación elige a tres miembros como miembros de la comisión. Y en este caso todavía está el expresidente Francisco Sagasti, que estaba como presidente de esta comisión. Luego también el vicerrector de la UNI y una representante de CONCYTEC, que son los que definen quiénes son los miembros que deben integrar la comisión de Sunedu. Entonces, ellos son los que eligen a los dos representantes de las universidades públicas, al representante de la universidad privada, al de CONCYTEC, al de las otras instituciones, pero “a dedo”. No hay una elección democrática, pese a que SUNEDU es un órgano contralor de la calidad académica. Nosotros estamos satisfechos de que nos revisen la calidad académica, que estén pendientes y que SUNEDU debe seguir como un ente autónomo, pero que estos siete miembros sean los dos representantes de las universidades públicas, uno de la universidad privada, uno de CONCYTEC, uno de SINEACE, uno de la Junta de Decanos, uno del Ministerio de Educación. Que estos siete miembros elijan al presidente de SUNEDU. Pero hay una corrida que se está dando, de que se está volviendo a la ANR, a la Asamblea Nacional de Rectores, algo totalmente incierto porque si ustedes ven, en ningún punto de este proyecto de ley hay un rector que intervenga. ¿Y por qué? Porque los rectores hemos sido elegidos para gobernar las universidades. No tenemos tiempo. Tenemos muchos problemas, económicos, administrativos. Las universidades que tenemos el voto universal hemos sido elegidos con una propuesta académica, de investigación, una propuesta de desarrollo institucional y de modernización. No podemos dedicarnos a otras cosas que no sean de la propia universidad.

¿Dónde queda la libertad académica y la autonomía universitaria?

Hoy en día no tenemos autonomía porque las universidades públicas nos hemos convertido en ejecutoras del Ministerio de Educación, tanto así, que el Ministerio de Educación hoy exige que las universidades públicas nos alineemos con el rol que ellos decidan, y no respetan a las universidades públicas que tienen su asamblea estatutaria que elaboró el estatuto, que este estatuto, que está basado en la Constitución Política del Estado, habla de la autonomía universitaria, en el artículo 8 de la Ley 30220, y las directivas que emite la PCM; cuando se elabora este estatuto, ya estamos estableciendo nosotros nuestros instrumentos de gestión. Sin embargo, Sunedu quiere que nos alineemos, y esto empieza en el año 2018.

No les permiten hacer su propia gestión.

Exacto, esa es la verdad.

¿Cuántas rectoras mujeres hay en las universidades?

Ahora somos cinco rectoras mujeres electas y estoy muy satisfecha. San Marcos con 470 años, La Cantuta con 200 años, Callao con 55 años, Villarreal con 58 años y esta semana juramenta la Universidad del Santa con la rectora América Odar. Nos hemos comprometido a hacer un trabajo en equipo de las mujeres, porque nosotras sabemos la necesidad de tener una educación de calidad. Estamos aunando esfuerzos para que las cinco podamos trabajar en beneficio del desarrollo del país, incluso planteando una reforma educativa desde cero años. También pedimos que el Ministerio de Educación retome esto, con los colegios modelo.

SALUDA PROYECTOS DE LEY SOBRE LA PROBLEMÁTICA UNIVERSITARIA

La doctora Jeri Ramón Ruffner saludó los proyectos de ley presentados por varias bancadas para modificar los artículos referidos a la elección de los miembros del directorio de la Sunedu.

“Nosotros aplaudimos porque por primera vez en la historia después del año 2014, en que salió la Ley 30220, se hace el análisis de la problemática que tienen las universidades. Y creo que esto se tiene que resolver ahora, porque de lo contrario la crisis de las universidades seguirá empeorando”, expresó.

“Mucha gente distorsiona y dice: ‘usted está defendiendo a las universidades chicha’. Yo no estoy defendiendo a las universidades chicha, yo estoy defendiendo a la universidad pública, adonde va la gente del pueblo, la gente de a pie, la gente del estrato D hasta la última letra del abecedario, que no tiene para pagar una universidad privada”, culminó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba