Opinión

¿Se puede creer que Cerrón y Castillo están distanciados?

Por: Luciano Revoredo

¿Se puede creer en el distanciamiento de Cerrón y Castillo? ¿Es real la fractura de la bancada de Perú Libre? O estamos ante una cuidada estrategia diseñada para llevar al Congreso a gastar la primera de las dos “negaciones de confianza” que lo llevarían a su disolución. Resulta más creíble que estén utilizando a Mirtha Vásquez como un fusible para lograr lo que no se pudo con Bellido y Maraví. Está claro que el objetivo de fondo es la Constituyente.

Para los sectores democráticos se presenta otra vez la disyuntiva de caer en la trampa comunista o darle la confianza al gabinete y luego deshacerse uno a uno de los impresentables ministros. De darse la censura, Castillo pondrá un gabinete más lumpenesco aun poniendo al Congreso contra la pared y forzando su cierre. Eso ya lo acaba de hacer al cambiar al impresentable Guido Bellido por la roja de buenas maneras Mirtha Vásquez.

Hay muy claros indicios de la presencia de Cerrón en las estrategias y decisiones del gobierno. Al menos dos muy notorios.

El primero es el nombramiento de su abogado Luis Barranzuela como ministro del Interior. Esto es gravísimo. Barranzuela es socio además del extremista Raúl Noblecilla Olaechea, otro de los hombres de Cerrón y sobrino engreído del “canciller” de Sendero Luminoso Adolfo Olaechea Cahuas. Cabe preguntarse si es verdad que Castillo ha tomado el camino de la moderación y se ha apartado de las posiciones radicales de Perú Libre, mientras por su parte Cerrón y sus cómplices han decidido soltarle la mano, ¿qué lo llevaría a jugarse todo por un hombre del entorno de Cerrón?

El otro caso notable es el nombramiento de Rojas, operador de Vladimir Cerrón como embajador en Venezuela. Acto que además de ser una gravísima torpeza en el terreno de la política internacional al retomar relaciones con el gobierno del tirano Maduro, ratifica la fuerte influencia de Cerrón en el gobierno y abona la tesis del falso distanciamiento con Perú Libre.

Richard Rojas en el contexto de los crímenes de los denominados Dinámicos del Centro y según el Ministerio Público “…cumpliría un rol de colaborador en la ejecución de actos de transferencias y ocultamiento de dinero que facilitan a la organización criminal las operaciones de lavado de activos”.

¿Es creíble acaso que, si Castillo está girando a posiciones más moderadas y tomando distancia de Cerrón, lo ponga todo en riesgo para sostener a estos dos operadores del cerronismo? Sin duda no lo es. Recordemos que parte de la estrategia marxista es aquella planteada por Lenin de dar un paso adelante y luego dos atrás pero no renunciar a los objetivos de la revolución. El objetivo sigue siendo el secuestro del país para convertirlo en un narcoestado a través de la asamblea constituyente.

(*) Analista político

(*) La empresa no se responsabiliza por los artículos firmados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba