Opinión

Perú: Juegos del robo

Por: Tito Ponte Silvera

El robo armado y el robo al paso – con moto o sin ella – se han hecho parte de la cotidianidad, de las nebulosas jornadas sociales que someten al peruano de a paso, sin piedad alguna, y que lo arrinconan pisoteándole su orgullo, sometiéndolo a un miedo cerval y despojándolo de los pocos centavos que les queda en la billetera. A diario, somos testigos de la diatriba política, de las incesantes denuncias y los debates que pugnan por el poder, pero que en ninguno de los casos son conflictos que aporten, ni un ápice, en las soluciones básicas ni elementales de un país con 200 años de independencia.

La realidad nos indica que NO “Somos Libres”, que más bien somos presos por nuestros propios errores y desaciertos: porque no elegimos bien, porque la delincuencia y la corrupción nos tienen arrinconados, nos tienen contra la pared, y los políticos nos atan de manos, pies y nos vacían los bolsillos, ocasionándonos un estrés común, que nos empuja al borde de la locura y que podría enviar a cualquier cristiano al fin de los tempos. No somos libres, porque cada conflicto político nos mantiene aún más confinados y asustados que la pandemia.

Hablan de democracia, Constitución, Carta Magna, derechos humanos, pero en ninguno de los bandos, grupos o ideologías se respetan estos postulados. Todos se dedican a ‘pelear por la suya’, por la codicia, por sus apetencias personales, por el ‘puto’ poder (porque está prostituido), a comprar conciencias sin importar que a diario hay familias en las calles clamando por la vida de un niño, suplicando por un pan, por justicia; por la pérdida de un ser querido que fue asaltado y baleado hasta terminar en el cementerio.

No hay “VOZ”, únicamente existen ‘bocones’, fanfarrones y populistas, de derecha e izquierda que juegan a los paladines de la democracia y justicia, pero que finalmente solo son unos ambiciosos empresarios o capataces que anhelan dirigir y apoderarse del terreno más prospero y extenso de todos los peruanos.

* La Dirección periodística no se responsabiliza por los artículos firmados

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba