Opinión

Los faltones del Congreso

Por: Martín Valdivia Rodríguez

Al borde de la madrugada del jueves se aprobó la Ley de Presupuesto Público para Año Fiscal 2023, que se espera sea un periodo de reactivación económica, cierre de brechas y superación de angustias. La sesión plenaria del Congreso era de singular importancia, pues en ella se definía el gasto que debe hacer el Estado durante todo un año y una partida complementaria para empezar a pagarles a los fonavistas, garantizar recursos para las ollas comunes y los nombramientos del personal CAS del sector Salud, esos héroes que arriesgaron sus vidas para salvar las de otros durante la pandemia. Pese a lo crucial de la votación, en el Pleno participaron solo 101 de los 130 congresistas. ¿Dónde estaban y qué hacían esos 29 “padres de la patria” que no emitieron su voto?

Es normal que algunos hayan tenido contratiempos y otros, tal vez, problemas de salud que hicieron imposible su participación, pero que cerca de 30 parlamentarios hayan faltado a la cita es realmente alarmante. De los 24 congresistas de Fuerza Popular, faltaron 3; de Perú Libre, 5 (15); de Acción Popular, 1 (14); de APP, cero (10); de Bloque Magisterial, 2 (10); de Renovación Popular, cero (9); de Avanza País, 3 (9); de Integridad y Desarrollo, 3 (6); de Podemos, cero (5); de Perú Democrático, 2 (5); de Cambio Democrático-JPP, 4 (5); de Perú Bicentenario, cero; y de los no agrupados, 4 (8).

Como vemos, solo tres bancadas (Renovación Popular, Podemos y Perú Bicentenario) estuvieron representadas por la totalidad de sus integrantes. Hubo bancadas en las que faltaron a la sesión plenaria más del 50% de sus miembros, lo que en realidad es una falta de respeto para los ciudadanos que los eligieron y para el país en general, pues al fin y al cabo son autoridades en virtud del juego democrático, que después de todo no es perfecto, pero sí el mejor.

No señores, no han sido elegidos para grabar videos de TikTok, chatear a sus anchas durante las sesiones plenarias o veranear en la playa, simulando hacer trabajo virtual. La labor parlamentaria debe realizarse con responsabilidad y eficiencia. Si hay carencias intelectuales, falta de experiencia y otras deficiencias, es necesario hacer lo imposible por suplirlas con esfuerzo, el apoyo de los asesores y mucha voluntad, ya que el cargo de congresista es irrenunciable. Los electores se equivocaron y a lo hecho, pecho. Por eso, hay que pensar mejor antes de votar. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

La Noticia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba