Especiales

“Debemos ir a vacunar a caseríos y zonas rurales”

 El Dr. Marco Almerí pide iniciar la segunda fase de la inmunización y empezar a aplicar la tercera dosis

POR: CÉSAR PICCIOTTI

Marco Almerí, especialista en sanidad pública, alertó que en Estados Unidos ya se ha comprobado científicamente que la protección que ofrece la vacuna contra el COVID empieza a reducirse a los seis meses y a los ocho meses la persona ya queda en riesgo, por lo que es necesario recibir la tercera dosis. En entrevista con nuestro espacio digital La Noticia Multimedia, agregó que es necesario que el gobierno inicie ya la segunda etapa -la activa- de la inmunización y, además de no esperar que la población vaya a vacunarse, sino ir a buscarla.

¿Doctor, hay estudios que sustentan la necesidad de aplicar una tercera dosis?

Se trata de una información definitiva. Todas las personas que reciben las dos dosis de vacuna, cualquiera que sea, de cualquier edad y de cualquier país, tienen que recibir una tercera dosis o dosis de refuerzo a los ocho meses. Esos estudios se han realizado tanto en Inglaterra como en Estados Unidos. La muestra es muy significativa, un millón de personas vacunadas son las que han participado de este estudio, que demostró que a partir de los seis meses comienza a disminuir la producción de anticuerpos en nuestro organismo y con ello disminuye la protección, pero al cabo de los ocho meses la disminución es tal que hace que la persona corra el riesgo de volver a enfermarse.

De manera que en Estados Unidos la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos) y los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) han determinado que todos los ciudadanos de cualquier edad, vulnerable o no vulnerable, que hayan recibido cualquiera de las vacunas, tienen que volver a ser vacunados a partir de este 20 de septiembre con la tercera dosis o dosis de refuerzo.

¿Quiénes deberían recibir primero la tercera dosis en el Perú?

El 9 de febrero de este año, los médicos, enfermeras y todos los que estamos en la primera línea hemos comenzado a recibir las primeras dosis de estas vacunas, de manera que cumpliríamos ocho meses el 9 de octubre, dentro de 44 días. Lo que nosotros queremos es notificar, llamar la atención al gobierno nacional para que se hagan los requerimientos para poder dar la tercera dosis al personal de salud y no exponernos a la posibilidad grave del riesgo de que pudiéramos enfermarnos con las nuevas cepas o las nuevas variantes, como por ejemplo la variante Delta, que ha demostrado ser muy peligrosa y responsable de que el día de hoy haya 100 mil hospitalizados en Estados Unidos.

La variante Delta sigue avanzando…

Esta variante Delta ya está presente en 135 de los 198 países que conforman el planeta y es la responsable de que en muchos países donde ya habían liberado de las medidas de confinamiento vuelvan a las medidas de cuarentena, de aislamiento, porque se han detectado brotes.

En nuestro país tenemos que tomar los recaudos por dos razones. Una es que la primera tanda, con una y con dos dosis, va muy lento, cada día peor. Apenas hemos inoculado, de cada cinco peruanos, a uno con dosis completa y solo nos quedan cuatro meses para acabar el año. Los vacunatorios paran vacíos y el gobierno no sale de la primera fase de vacunación, que es la fase pasiva y no entramos a la fase activa. Y, por otro lado, porque el personal de salud ya ha hecho plantones y huelgas en el pasado, pero de una manera más intuitiva, pidiendo la tercera dosis. Sin embargo, el requerimiento de la tercera dosis para nosotros ya no es intuitivo. Ahora es sustentado en esos estudios.

¿Estos centros de vacunación vacíos nos indican que el gobierno debería ir bajando las edades de la vacunación?

Es verdad que podríamos bajar las edades y avanzar con el proceso de vacunación y no ver los vacunatorios vacíos, pero también es cierto que estas personas que no han ido a vacunarse -por ejemplo, hay 2 millones de personas que no han querido recibir la segunda dosis- y las otras personas que simplemente no han acudido, tienen que ir.

¿Cuándo llegaríamos a la inmunidad de rebaño?

Para alcanzar la inmunidad de rebaño como país tenemos que inocular entre el 70 y 80% de la población.

Y esto a qué se debería, a falta de información, temor…

Son muchas razones, entre ellas desconocimiento, desidia también y el hecho de que en estos días hay un menor número de infectados y fallecidos en el vecindario, en la familia. Ellos creen que la pandemia se ha terminado. Pero por otro lado también hay desidia de parte del gobierno, que no inicia la segunda fase del proceso de vacunación.

¿Aún no pasamos de la primera etapa de la vacunación?

Todos los procesos de vacunación en el mundo han tenido dos fases. Una fase pasiva en que yo pongo mi vacunatorio y la gente viene a vacunarse, y una fase activa en donde el gobierno evalúa y decide ir a buscar, por ejemplo, en este caso, a esos 2 millones de personas que no han venido por su segunda dosis. En esta segunda fase se tendría que hacer un barrido en los caseríos, los centros poblados y las zonas agrícolas, donde están las personas que no han recibido la segunda dosis y que tienen 50, 60 o 70 años.

INMUNIZACIÓN AVANZA CON MUCHA LENTITUD

El doctor Marco Almerí alertó que da la impresión de que vamos muy bien el proceso de vacunación, pareciera que avanzamos, pero la verdad no es así, sino todo lo contrario.

“Nosotros necesitamos inocular 250 mil dosis por día. Tras antes de ayer solo se inoculó a 50 mil, antes de ayer a 53 mil y ayer a las justas 99 mil. Eso está muy por debajo de las 250 mil”, manifestó el especialista en salud pública. Añadió que entre las personas mayores de 50 años, solo la mitad se ha vacunado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba