Actualidad

Vacunan al presidente Sagasti y dice «no tengan miedo»

Hizo su cola en hospital y afirmó que dosis "son el mejor escudo" contra el virus

A las 7.20 de la noche, el presidente de la República, Francisco Sagasti, fue vacunado contra el virus del COVID 19 en el marco de la primera jornada de inmunización con las primeras dosis del laboratorio chino Sinopharm en el país.

El jefe de Estado, de 76 años, recibió la vacuna luego de brindar un balance del inicio de la campaña de vacunación con las 300 mil dosis que llegaron la noche del domingo procedentes de China. El acto se realizó en la sede del Hospital Militar Central Coronel Luis Arias Schreiber, ubicado en el distrito limeño de Jesús María.

La vacuna le fue aplicada en el brazo izquierdo del mandatario por Liz Liliana Gómez Quispe, licenciada en enfermería. Minutos antes, otros médicos del mismo nosocomio recibieron la dosis y fueron aplaudidos por Francisco Sagasti y la ministra de Salud, Pilar Mazzetti.

«200 AÑOS DE USAR VACUNAS»

La aplicación de la segunda dosis debe realizarse de tres a cuatro semanas de la primera, y se considera que una persona esta inmunizada a partir del día 35 de la primera dosis, según explicó hace unos días Germán Málaga, investigador principal de la Universidad Nacional Cayetano Heredia.

“Tenemos 200 años de usar vacunas. Les pido a todos los peruanos que no le tengan miedo a la vacuna, es el mejor escudo (…) El Ministerio de Salud no aprobaría una vacuna cuya rigurosidad y aprobación no haya sido debidamente aceptada», expresó el mandatario minutos antes de recibir la dosis.

Cabe señalar que dosis empleadas en esta jornada de vacunación corresponden al primer lote de 300 mil vacunas del laboratorio Sinopharm que llegaron al país el domingo por la noche. Se tiene previsto que un segundo lote con 700 mil vacunas llegue al país este domingo.

 

La Noticia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
Botón volver arriba