Especiales

Terror y muerte en la capital de Afganistán

Un coche bomba y dos terroristas suicidas perpetran ataque que deja 72 muertos y más de 140 heridos en aeropuerto de Kabul

A pocos días de ser tomado por los talibanes, Afganistán enfrenta horas de terror, muerte y dolor. Dos terroristas suicidas y hombres armados atacaron a cientos de personas que, desesperadas, intentaban ingresar al aeropuerto Hamid Karzai de Kabul con la finalidad de huir del convulsionado país. El saldo de esta vorágine de terror es, por el momento, de al menos 72 muertos y más de 140 heridos.

Según confirmó el Pentágono, entre las numerosas víctimas mortales hay varios soldados de Estados Unidos y milicianos talibanes que vigilaban el perímetro del terminal aéreo. Este ataque se registró días después que el gobierno norteamericano advirtiera el riesgo de un atentado del grupo terrorista Estado Islámico.

COCHE BOMBA

El Pentágono explicó que la primera explosión, a causa de un coche bomba, ocurrió cerca de la puerta de Abbey, uno de los cuatro accesos al aeropuerto donde se agolpan diariamente decenas de personas desesperadas por huir del régimen talibán antes de que las tropas extranjeras abandonen el país el 31 de agosto.

Minutos después se produjo un segundo ataque, aparentemente perpetrado por un terrorista suicida, cerca del hotel Baron, también en las proximidades del aeropuerto. Autoridades estadounidenses precisaron que el atentado tiene “todas las características” de un ataque de ISIS-K. Sin embargo, hasta el momento ninguna organización se ha atribuido su autoría.

JOE BIDEN

Tras el ataque, el presidente de EE.UU., Joe Biden, se trasladó a ‘Situation Room’, la sala de crisis de la Casa Blanca para analizar la situación. Países aliados también programaron reuniones de emergencia. “El Emirato Islámico condena de forma contundente los ataques que tienen como objetivo a civiles en el aeropuerto de Kabul”, afirmó en un tuit Zabihullah Mujahid, portavoz del Talibán, que ya controla el país, pero no el aeropuerto, aún bajo el mando de Estados Unidos durante la desesperada misión de evacuación de los últimos días.

“BARM CAMP”

Las explosiones “tuvieron lugar en un área en la que las fuerzas de Estados Unidos son responsables de la seguridad”, detalló Mujahid. Entre las víctimas mortales hay al menos 12 militares norteamericanos.

La catástrofe estalló cuando un atacante suicida del grupo militante islamista “logró llegar a una gran reunión de traductores y colaboradores del Ejército estadounidense en el ‘Baran Camp’ cerca del aeropuerto de Kabul y detonó su cinturón explosivo en medio de ellos, matando a unas 60 personas e hiriendo a más de 100, incluidos los combatientes talibanes”, señaló el movimiento.

Según algunos testigos, una de las detonaciones impactó a personas que estaban sumergidas hasta las rodillas en un canal de aguas residuales bajo el sol abrasador, por lo que varios cuerpos fueron arrojados al agua fétida. Quienes momentos antes esperaban tomar un vuelo tuvieron que llevar a los heridos a las ambulancias con sus ropas ensangrentadas.

ESTADOUNIDENSES

Entre los militares estadounidenses fallecidos hay 11 infantes de marina y un médico de la Armada. Al menos otros 12 miembros del servicio y más de 140 afganos resultaron heridos, de acuerdo con fuentes de ambos países. “Estábamos a unos cientos de metros de Abbey Gate, que está al este del aeropuerto de Kabul. Hubo un fuerte estruendo y fuimos sacados de inmediato”, dijo el periodista Cyril Payen, enviado especial de France 24 a la capital afgana.

ESTADO ISLÁMICO REIVINDICA ATAQUES TERRORISTAS EN KABUL

Según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, el Estado Islámico (EI) reivindica los atentados en el aeropuerto de Kabul. Por su parte, los talibanes han condenado el ataque, aunque han recordado que en el lugar de los hechos la seguridad correspondía a las tropas de Estados Unidos.

“El emirato islámico condena con fuerza estas explosiones contra civiles en el aeropuerto de Kabul”, han afirmado en un comunicado. Además, varios de sus portavoces han subrayado, a través de mensajes difundidos en Twitter, el compromiso del grupo con la seguridad de la población.

El doble atentado también ha generado condenas de destacados líderes afganos, entre ellos Abdulá Abdulá, antiguo negociador del Gobierno de Ashraf Ghani y figura clave junto al expresidente Hamid Karzai en las negociaciones con los talibanes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba