CineOpinión

Reseña: El teléfono negro, un grato regreso de Derrickson al género del terror

Por: Facundo Valdivia

Dirigida por Scott Derrickson, conocido por haber realizado ‘El exorcismo de Emily Rose’ y más recientemente ‘Doctor Strange’ (2016), vuelve a sus orígenes por el cual se ganó un nombre regresando al género de terror, en una película muy personal para él situándose en los años 70’ en el norte de Denver, lugar donde creció de niño y donde presenció abuso escolar y violencia familiar en su círculo cercano y personal. La cinta es protagonizada por Ethan Hawke y el joven Mason Thames contando la historia de un adolescente de 13 años de edad que es secuestrado por un asesino en serie quien viene poniendo en alarma al pequeño vecindario.

Una historia con mucho suspenso y aunque podría llegar a ser predecible, es muy ingeniosa al momento de crear momentos y situaciones que brindan esperanza para el joven raptado traduciéndose en un muy buen entretenimiento para el público. Las actuaciones de los jóvenes actores cumplen con lo indicado aportando de muy grata manera mientras que Ethan Hawke en el papel del secuestrador logra, a través de su voz y escondido detrás de una máscara para cometer sus crímenes, ser intimidante. El círculo social en la ciudad donde vive el joven protagonista interpretado por Mason Thames tiene también una importancia muy grande y está presente en buena parte de la cinta, donde el director aprovecha su vivencia en aquellos años sumergiéndonos en un contexto violento, ya tocado en otros medios con anterioridad, pero volviéndose necesaria para volverla más realista siendo una situación manejada con coherencia que termina aportando en la resolución final. Mientras que, si uno va en búsqueda de muchos sustos o constantes momentos de tensión, este largometraje carece de ello poseyendo tan sólo algunos ‘jump scare’ y violencia gráfica centrándose sobre todo en la reflexión familiar siendo otro de sus puntos fuertes.

Por ende, ‘El teléfono negro’ de Scott Derrickson, que es basada en una historia corta escrita en el 2007 por Joe Hill, hijo del famoso Stephen King, es una película de terror y suspenso que logra cautivar por una buena construcción de sus personajes teniendo el ingenio de presentar situaciones atractivas que logran elevar el clímax y la emoción de la cinta. De esta manera se vuelve en una de las películas de este género mejor logradas de lo que va del año.

CALIFICACIÓN: BUENA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba