Especiales

“Más de 2.5 millones de peruanos tuvieron COVID”

El exministro de Salud, Óscar Ugarte, cuestiona la medida que deja sin efecto el uso obligatorio de mascarillas y advierte que la nueva variante es más contagiosa

El doctor Óscar Ugarte señaló que estamos por debajo del 60% de la población con tres dosis, lo que es insuficiente y eso es enorme riesgo porque aún no hemos superado la pandemia.

POR: ENRIQUE RODRÍGUEZ

El exministro de Salud, Óscar Ugarte, mostró su preocupación por la manera como se viene llevando actualmente la campaña de vacunación y el enfrentamiento a la pandemia en el Perú, donde ya hubo más de 2.5 millones de contagios. Asegura que usar la mascarilla sigue siendo una necesidad para evitar nuevos contagios pese a que las autoridades digan lo contrario. Además, habló de la nueva variante Ómicron BA.2 que ya se encuentra en el país y que es 50% más contagiosa que la anterior.

¿Siente que el proceso de vacunación está continuando con el cronograma establecido?

La vacunación general la empezamos en febrero del año pasado durante el gobierno del presidente Sagasti cuando se compró la vacuna para iniciar el proceso, ya que el gobierno del señor Vizcarra no logró comprar nada. Antes de eso no había vacunas en el mercado y estábamos a la cola de los países en Latinoamérica. Avanzamos rápidamente y le dejamos al siguiente gobierno contratos por 98 millones de dosis y con un cronograma para cubrir a toda la población de 12 años a más con dosis hasta el mes de diciembre. Felizmente, el ministro Hernando Cevallos continuó lo que nosotros iniciamos y por eso se logró cubrir con dos dosis a más del 70% de la población.

Usted habla de dos dosis… ¿en qué momento se decidió aplicar una tercera dosis?

Estudios posteriores realizados en Europa y Estados Unidos a partir de mediados del año pasado, demostraron que dos dosis eran insuficientes. Este estudio demostró que el efecto de la segunda dosis empieza a perderse a partir del tercer o cuarto mes y, por lo tanto, no bastaban las dos dosis porque al poco tiempo esas personas iban a quedar desprotegidas. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud indicó que era necesario vacunarse con una tercera dosis, conocida como dosis de refuerzo. Sin embargo, las gestiones posteriores no le han dado el impulso necesario y, actualmente, considerando que estamos por debajo del 60% de la población con tres dosis, lo que es insuficiente y eso es enorme riesgo ue ya tenemos en el Perú la tercera variante que es el sub linaje de Ómicron, la BA.2; además, el Instituto Nacional de Salud  a indicado que están apareciendo otras subvariantes de Ómicron. El riesgo surge cuando se tiene a la población mayoritariamente no vacunada con tres dosis y ay variantes nuevas que son mucho más transmisibles que la Ómicron original, recen las posibilidades de una cuarta la. Ojo, la BA.2 es 50% más trasmisible ue la BA.1, si una va a 100 km/h, la otra va a 150 km/h.

Entonces ¿por qué la actual disposición señala que ya no es obligatorio usar mascarillas en espacios abiertos?

Es una medida incoherente. Seguramente vamos a llegar a eso, es una aspiración, pero no es el momento, para eso necesitamos tener a la gente vacunada. En otros países sí funciona porque la población ya tiene la tercera dosis

¿Y la cuarta dosis?

La cuarta dosis es solamente para personal de salud de mayor riesgo y los adultos mayores…

Sin embargo, la disposición es que también se vacune la población mayor de 50 años…

Eso se debe a que quieren consumir las vacunas porque están cerca a la fecha de vencimiento. Pregunten a las autoridades cuál es la base científica para incluir a las personas de 50 años, no hay ninguna. Yo siento que las autoridades actuales han perdido la brújula, no saben qué hacer y van avanzando de tumbo en tumbo porque las medidas que están tomando no son coherentes.

¿El caso “vacunagate” hizo que la gente dejara de creer en las autoridades y en las propias vacunas?

Tuvo un impacto negativo en la población. La gente ya no creía en nadie, ni en las autoridades, ni en las vacunas ni en nada. Después la gente se fue convenciendo de que las vacunas las protegía al ver que poco a poco fue disminuyendo la tasa de mortalidad.

¿Usted diría que estamos lejos de pensar que la pandemia ha terminado?

Eso está claro, a nivel global no se ha superado y la OMS sigue haciendo advertencias. En Perú lo podemos lograr si mantenemos una posición coherente y seguimos impulsando una tercera dosis.

EL LADO BUENO DE LA LLEGADA DE LA PANDEMIA AL PERÚ

Dentro de todo lo negativo que trajo la llegada de la pandemia a nuestro país, el exministro Óscar Ugarte recuerda que, debido al COVID, se prestó mayor atención a la salud pública.

“Ahora nadie duda que el factor salud es prioritario en la política nacional. Al inicio de la pandemia teníamos de 8 a 10 plantas de oxígeno, luego pasamos a 70 u 80 y actualmente son 400, que son las compras que hicimos el año pasado. Ahora contamos con capacidad de producción de oxígeno de sobra”, indicó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba