Opinión

Las razones de la cuestión de confianza

Por: Víctor García Toma

En estos días se ha fomentado una discusión acerca de las causas y razones por las cuales el Congreso de la República estaría en la disposición y con todo el ánimo de insistir en la aprobación de una ley de desarrollo constitucional vinculado con la cuestión de confianza. Se ha sostenido que ello implicaría debilitar el ejercicio por parte del Poder Ejecutivo.

En este punto, vale aclarar que en el Perú tenemos una relación de poder asimétrica entre el Ejecutivo y el Legislativo y recordemos que el poder Ejecutivo es monocrático, es decir que depende de una sola persona que asume la condición de Jefe de Estado, por consiguiente es quien personifica a la nación; es el jefe de Gobierno, vale decir que se encarga de dirigir la marcha del Estado y de conducir la administración de los servicios públicos.

Pero también es jefe de las Fuerzas Armadas y, por consiguiente, tiene responsabilidad vinculada con la soberanía y la integridad territorial; es jefe de la Policía Nacional y por lo tanto es responsable de la conducción de la defensa del orden interno del país. Pero, además, dentro del sistema administrativo es la más alta autoridad en jerarquía. El conjunto de atribuciones del presidente de la República que están previstas en el artículo 118 de la Constitución, y que está complementada en la ley orgánica del Poder Ejecutivo, no deja duda alguna de que si hay un órgano que está premunido de un poder excesivo e inmoderado, es justamente el Ejecutivo.

La cuestión de confianza que se intenta regular tiene una explicación histórica y con un antecedente de hace muy poco tiempo: con desparpajo, el señor Martín Vizcarra, abusando de esta figura, llegó a promover una disolución inconstitucional del Congreso y generar así un autogolpe de Estado.

En consecuencia, lo único que se pretende con esta cuestión de confianza es impedir que esta situación se vuelva a repetir. Por lo demás, en el ancho mar del poder político, el presidente de la República y sus ministros naufragan en la incompetencia y en la mediocridad.

(*) Expresidente del Tribunal Constitucional

(*) Exministro de Justicia

(*) La empresa no se responsabiliza por los artículos firmados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba