Especiales

La maldición de los secretarios de Palacio

Con el caso de Bruno Pacheco se repite la historia de Luis Nava Guibert y Karem Roca, a quienes la Fiscalía también les inició investigaciones en su contra por graves delitos

Arnulfo Bruno Pacheco Castillo, ex secretario general del presidente Pedro Castillo, no es el único personaje que ostentó ese cargo y terminó con su nombre en el ojo de la tormenta y su reputación por los suelos. También acabaron mal, Luis Nava, secretario de Alan García; Karem Roca, asistente de Martín Vizcarra, y otros tantos. Sin embargo, Bruno Pacheco tiene el triste récord de ostentar cuatro investigaciones abiertas por el Ministerio Público con menos de cuatro meses en el cargo.

Bruno Pacheco, cuyo nombre saltó a las primeras páginas de la prensa cando fiscales y policías anticorrupción encontraron US$ 20,000 en efectivo en su despacho, ya tenía diligencias en curso por intentar influir en los ascensos en las Fuerza Armadas, por presionar al jefe de la SUNAT y por presunto enriquecimiento ilícito.

Pero las pesquisas de la licitación de más de S/ 232 millones otorgada por Provías Descentralizado, para la construcción del puente Tarata sobre el río Huallaga, son las diligencias que lo han puesto contra las cuerdas.

El hilo conductor que lleva a Pacheco en las investigaciones del Quinto Despacho de la Segunda Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, a cargo de Karla Zecenaro, es nada menos que Karelim López, la mujer que visitó al presidente Castillo en su casa de Breña. En un video se la ve ingresando a la vivienda del jirón Sarratea con un bolso abultado, que aparentemente está vacío cuando sale. Pacheco también sostuvo reuniones en Palacio de Gobierno con Karelim López, antes, durante y después de la licitación que ganó la empresa Termirex, como parte del Consorcio Puente Tarata III. Por eso la fiscalía también lo ha incluido en las investigaciones.

CASO ODEBRECHT

El cargo de secretario del presidente de la República es importante y clave. Es desempeñado por un hombre o una mujer de confianza del mandatario, a quien debe asistir en el diseño de políticas públicas, la elaboración de mensajes, discursos y declaraciones, las tareas de ceremonial y protocolo presidencial y las relaciones con la sociedad civil. En algunos países, el secretario del presidente tiene rango de ministro y en algunos casos un peso específico mayor.

Otro sonado caso que comprometió a un secretario general de Palacio de Gobierno es el de Luis Nava Guibert, quien además fue ministro de la Producción durante el segundo gobierno de Alan García. Nava se vio comprometido en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht y llegó a confesar que Jorge Barata, máximo representante de esta empresa en el Perú, le llevó dinero a García en loncheras.

LONCHERAS

Luis Nava declaró ante el Equipo Especial Lava Jato que Barata entregó US$ 60,000 en loncheras al fallecido exlíder aprista en cada una de las “cinco o seis veces” que lo visitó, “entre abril y mayo del 2006”. “Ante ello, me llamaba la atención que un hombre de esa elegancia llevara una lonchera con su almuerzo, pensando que era un hombre enfermo y que llevaba una dieta especial”, llegó a contarles Nava a los fiscales.

El caso de Luis Nava también comprometió a su hijo, José Antonio Nava Mendiola, quien declaró ante el fiscal José Domingo Pérez que vio que Barata le entregaba dinero a su padre, quien acabó en la cárcel y posteriormente consiguió la prisión preventiva.

“A finales del año 2006 o principios del 2007, Jorge Barata me dijo que había arreglado el apoyo con mi padre y me pidió que lo llevara a casa de mi padre. Jorge Barata estaba con un maletín en la mano, se reunió con mi padre y me pidió mi padre que me retire de la conversación”, declaró Nava hijo.

CASO “RICHARD SWING”

En el breve gobierno de Martín Vizcarra también estalló un escándalo que comprometió a su secretaria, Karem Roca Luque. El nombre de Karem Roca, quien en realidad era asistente, pero en la práctica cumplía funciones de secretaria, saltó a los medios tras propalarse los audios de Vizcarra sobre el caso “Richard Swing”. La asistente administrativa de Palacio de Gobierno aparece en las tres grabaciones que presentó el legislador Edgar Alarcón al pleno del Congreso de entonces.

Karem Roca inicia su relación laboral con Vizcarra cuando este ganó las elecciones regionales del 2011 y se convierte en presidente regional de Moquegua. Ingresó a laborar como segunda secretaria del despacho de gobernación sin tener estudios universitarios o formación académica. Al dejar el puesto la primera secretaria, ella asumió el cargo como la persona de más confianza del entonces gobernador.

Tras el escándalo por el caso “Richard Swing”, la Fiscalía decidió investigar no solo a Karem Roca, sino también a Miriam Morales, quien en el papel era la secretaria general de Palacio de Gobierno.

LOS SOBRINOS PREFERIDOS

Fray Vásquez Castillo, sobrino de Pedro Castillo y uno de los investigados por las visitas clandestinas a la casa de Breña, no es el primer familiar de un presidente que se ve comprometido en un escándalo del Gobierno.

En realidad, son cuatro los sobrinos del jefe de Estado que en total registran más de 50 visitas a Palacio de Gobierno. Además de Fray Vásquez Castillo, están Gian Marco Castillo Gómez, Fany Yakely Oblitas Paredes y Rudbel Oblitas Paredes.

Estos sobrinos de Castillo hacen recordar el caso que se dio en el gobierno de Alejandro Toledo. Miguel Toledo y Fernando Manrique Quipusco, alias “Filete”, incluso fueron detenidos por la policía, pero esa es otra historia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba