Política

Hunden a Toledo en inicio de juicio por soborno de US$/35 millones

Procurador lo acusa de huir 5 años de la justicia y fiscal dice que probará su culpabilidad

Casi seis meses después de haber sido extraditado de Estados Unidos, el expresidente Alejandro Toledo, reapareció de manera virtual desde el penal de Barbadillo en el inicio del juicio oral que se le sigue por el Caso Interoceánica, hecho por el que se le acusa de recibir 35 millones de dólares de la empresa Odebrecht.

En la primera audiencia, el fiscal José Domingo Pérez ratificó su pedido de 20 años de prisión contra Toledo Manrique. Sin embargo, más contundente fue el procurador público Carlos Fernández Muñoz, quien señaló que el expresidente “estuvo más de 5 años prófugo de la justicia. No hubo ninguna voluntad de sometimiento a la justicia de este país. Si no hubiera sido por la extradición jamás se hubiera sometido a la autoridad penal de este país”.

El fiscal Pérez dijo que demostrará que Toledo direccionó el proyecto de la Interoceánica para que se dé a través de una concesión a favor de Odebrecht. “Vamos a probar cómo Alejandro Toledo le pidió a Maiman que utilice sus cuentas bancarias para recibir el dinero de soborno de los brasileños de Odebrecht”, aseguró.

Ante los magistrados del Segundo Juzgado Penal Colegiado Nacional, el exmandatario proporcionó sus generales de ley, dijo ser economista, que antes de ser detenido trabajaba como profesor universitario donde ganaba alrededor de US$ 8,000 mensuales, y que “nunca en mi vida he tenido antecedentes penales”.

Durante la audiencia, el tribunal desestimó el pedido de la defensa de Toledo Manrique para que éste pueda participar de forma presencial en todas las audiencias del juicio oral que se le sigue por colusión y lavado de activos.

De otro lado, el tribunal desestimó el pedido del fiscal del Equipo Lava Jato, José Domingo Pérez para que las audiencias del juicio oral se desarrollen con presencia de periodistas.

“REPARACIÓN PEDIDA A ODEBRECHT ES MUY PEQUEÑA”

El economista Manuel Romero Caro señaló que la Procuraduría del caso Lava Jato pide S/1,800 millones y $400 millones como reparación civil en el caso contra Alejandro Toledo por las presuntas coimas que recibió de Odebrecht, lo que demuestra que lo exigido a la constructora es muy poco.

“Aquí se aprecia claramente lo pequeña que es la reparación civil a Odebrecht, de solo S/610 millones, ya que los $400 millones (S/1,556) más 1,800 (pedidos a Toledo), son 5.5 veces la reparación de Odebrecht. En otras palabras, al ‘coimeador’ se le cobra mucho menos que al ‘coimeado’. Además, el caso de Toledo solo es una parte de las coimas totales que otorgó Odebrecht”, añadió.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button