Opinión

Delincuentes extranjeros a su país

Por: Martín Valdivia Rodríguez

Acaban de robarle 800 mil soles a un cambista, quien señala que los delincuentes tenían acento extranjero y acusó a dos colombianos, que ya están detenidos, de hacerlo caer en la trampa. No nos vamos a cansar de decir que, así como hay más de un millón de venezolanos, colombianos y haitianos que han llegado al país para trabajar decentemente, con honestidad y respeto de la ley, también hay otros, no pocos, que se dedican a las más variadas actividades delincuenciales.

En el Perú, el expresidente Pedro Castillo prometió en su campaña expulsar a los delincuentes extranjeros, pero cuando estuvo en el poder se mostró tibio con el tema y fracasó con torpes intentos de deportación. En Chile, donde bandas extranjeras estaban asesinando a carabineros y a las víctimas de sus asaltos, ya están enviando a los venezolanos ilegales a su país luego de la llamada “crisis de la frontera”.

Los vecinos del sur aplican mano dura contra los facinerosos que llegaron de otros países para perpetrar sus fechorías. En el Perú, el expresidente Pedro Pablo Kuczynski les abrió las puertas a los venezolanos y hasta les ofreció hasta salarios de ley, provocando una avalancha humana. PPK dejó el gobierno en el 2018, han pasado cinco años y hasta ahora no se resuelve el problema.

No se trata de expulsar a todos los migrantes, sino solo a las ovejas negras que a diario caen en manos de la Policía, pero después vuelven a las calles para seguir delinquiendo, llevando muerte y dolor a muchos hogares. Han protagonizado crímenes horribles, como el asesinato de la joven quemada viva por su exenamorado de Venezuela o el sereno muerto a balazos por un asaltante de ese mismo país.

En el Perú se han establecido varias bandas de delincuentes extranjeros, de asaltantes, de secuestradores, de sicarios, de extorsionadores con la modalidad llamada “gota a gota”, etc. No solo están los miembros del famoso “Tren de Aragua” o los “Maras Salvatrucha”, sino también organizaciones criminales nuevas, que han nacido en Perú.

Urge que se cree un equipo de inteligencia, de policías especializados, para que persiga y capture a estas bandas criminales que tanto daño le hacen al país. A otros países, que incluso son miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no les tiembla la mano para aplicar la ley y poner orden, en salvaguarda de la seguridad y la vida de sus ciudadanos. En cambio, aquí, en el Perú, nos enredamos en procedimientos burocráticos o tenemos miedo a lo que digan las ONG o los organismos internacionales. Increíble. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

La Noticia

Related Articles

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios
Back to top button