Actualidad

Viruela del mono: 8 datos que no conocías sobre este mal

Esta enfermedad es transmisible a través del contacto con animales.

El Ministerio de Salud informó el aumento de contagios de viruela del mono, enfermedad viral, transmisible a través del contacto con animales o contacto próximo con secreciones infectadas con piel no íntegra o mucosa de personas infectadas, o con gotas respiratorias grandes de una manera similar al COVID19.

Hasta la fecha, se han registrado 21 casos de viruela del mono en 7 distritos de Lima Metropolitana (Surco, Jesús María, Pueblo Libre, Cercado de Lima, Los Olivos, San Miguel y San Martín de Porres).

En este sentido, con el objetivo de brindar más detalles sobre esta enfermedad y su prevención, el doctor Pedro Mendoza de La Positiva Seguros responde a las interrogantes más frecuentes sobre la transmisión, tratamiento y prevención de la viruela de mono.

¿La viruela del mono se puede transmitir de animales a personas? La viruela del mono, al ser una enfermedad zoonótica, que se trasmite de animales a humanos, sí puede ser contagiada a través del contacto con animales infectados, tales como roedores (ardillas, ratas, ratones) y los monos o por el consumo de carnes no cocidas y/o el contacto directo con la carne o la sangre de los animales muertos.

Cabe destacar que este mal también puede ser transmitido por una persona enferma a través de la saliva, secreciones respiratorias, exudado de la lesión o el material de la costra. Las heces, al contener excreción viral, también representan un peligro.

¿Esta enfermedad puede transmitirse a través del contacto con prendas de vestir? Sí. El contacto con objetos que han estado en contacto con la persona infectada como la ropa, ropa de cama, toallas u objetos como utensilios para comer también pueden representar un foco de infección.

¿Puedo tener viruela del mono y no contagiar a los demás? Sí, al inicio. Durante el periodo de incubación, el cual empieza tras el contacto con el virus hasta antes de que el paciente presente síntomas, no existe posibilidad de contagiar la enfermedad. Esta fase dura de 7 a 14 días en promedio y puede reducirse a 5 o incrementarse a 21 días. No obstante, posteriormente se presentarán los síntomas, tales como fiebre, dolores de cabeza, espalda y musculares, fatiga extrema, entre otros.

¿La orientación sexual es un factor de contagio de este mal? No. Si bien esta enfermedad sí se puede transmitir a través del contacto sexual, la orientación sexual per se, no es un factor de contagio de la viruela del mono. Pese a que los primeros casos se han detectado en hombres homosexuales y bisexuales, este virus se contagia en la misma forma entre hetero sexuales, simplemente por el contacto cercano con las lesiones del paciente.

¿El primer síntoma de la viruela del mono es la aparición de erupciones? No. Durante la fase prodrómica, en la cual inicia la aparición de síntomas y sí puede haber transmisión del virus entre usuarios, los pacientes suelen registrar fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga extrema.

Tras pasar esta etapa, la viruela símica llega la fase eruptiva, etapa de transmisión también, donde aparecen lesiones cutáneas, especialmente en la cara; es relevante mencionar que estas pueden expandirse a otras partes del cuerpo, las cuales pueden presentar pus. Las erupciones, con el pasar del tiempo, forman una costra y caen finalmente. La enfermedad suele durar de 2 a 4 semanas.

¿Qué hacer si presento síntomas o he estado en contacto con algún paciente? Si presenta síntomas similares a los de la viruela del mono, manténgase aislado y solicite atención médica de inmediato.

¿Utilizar mascarilla puede prevenir la viruela del mono? Sí, sin embargo, no es la única medida de contingencia a utilizar. Al ser una enfermedad con alto riesgo de contagio, se recomienda reforzar las medidas de higiene. Al transmitirse por mantener un contacto muy estrecho con una persona, animal u objeto infectado, se puede prevenir reduciendo el contacto con las personas infectadas; asimismo, se sugiere mantener una dieta saludable, ejercitarse al menos 30 minutos al día y realizarse chequeos generales anuales.

¿Existe algún tratamiento para la enfermedad? Si bien actualmente, no contamos con un tratamiento específico y comprobado, algunos fármacos antivíricos (tecovirimat, cidofovir o brincidofovir) pueden ser eficaces, más no se han estudiado como tratamiento para la viruela del simio.

Otro tratamiento para este mal es la vacuna contra la viruela humana, la cual tiene una eficacia estimada de 85% contra la viruela del mono. Actualmente, su producción es baja, razón por la cual se limita la vacunación a aquellos expuestos a riesgo.

Finalmente, ante el crecimiento de este virus a nivel global, te recordamos la importancia de reforzar las medidas de bioseguridad y estar sumamente atento ante potenciales síntomas de la enfermedad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba