Opinión

Terrorismo

Por: Omar Chehade Moya

Hace varias semanas el Perú viene siendo objeto de una agresión nacional e internacional contra su democracia, contra su estado constitucional y social de derecho, y contra su coexistencia pacífica.

En la VII Cumbre del CELAC celebrada en Buenos Aires, la banda de presidentes socialistas: Alberto Fernández (Argentina) Luis Arce (Bolivia) Lula (Brasil) Andrés Manuel López Obrador (México), y Gabriel Boric (Chile), de la manera más descarada se dedicaron a deformar la verdad de los hechos, a mentir, agrediendo al Perú en una actitud abominablemente injerencista.

Es consabido que estos foros internacionales como CELAC o UNASUR se reúnen por lo general una guarida de mandatarios comunistas o socialistas para apañar dictaduras crueles como la que existe en Venezuela, Cuba o Nicaragua, y a despotricar de sociedades democráticas y liberales, como mandan los cánones mafiosos del foro de Sao Paulo y el socialismo internacional o socialismo del siglo XXI.

Con declaraciones absurdas y malintencionadas quieren hacer creer que en el Perú existe represión contra los manifestantes, que existe violación de DD.HH. de la PNP, y que en el Perú existe una dictadura contra los más desposeídos. En el colmo del vandalismo verbal López Obrador ha pedido libertad del expresidente golpista Pedro Castillo. El mundo al revés.

El foro socialista trata de convertir víctimas a los victimarios, y a los agresores en agraviados. Lo cierto del caso es que nuestra democracia es víctima de una asonada terrorista y demencial (excluyo a muchos manifestantes que pacíficamente salen a marchar por demandas justas y olvidadas).

Los actos que causan terror en la población se llama terrorismo, si se incendian comisarías son actos terroristas, asesinar policías son actos terroristas, y saquear y destruir la propiedad pública y privada también son actos terroristas. Si se toman aeropuertos para atentar contra ellos son jurídicamente actos terroristas. Esto último se tipifica como terrorismo por las ONU, pues El Protocolo para la Represión de Actos Ilícitos de violencia en los Aeropuertos y la Guía de las Convenciones y los Protocolos Universales Contra el Terrorismo de Naciones Unidas fue suscrito por el estado peruano en 1989.

Así que las cosas por su nombre, el Perú ya vivió la tragedia de Sendero Luminoso durante cerca de 20 años. No podemos darnos el lujo de padecer estos horrores nuevamente. Por ello exhortamos al gobierno de Dina Boluarte a tener mano firme en el país, pues respetando los DD.HH. se impone parcialmente en determinadas regiones el estado de sitio para que las FF.AA. pongan punto final al asalto sedicioso comunista y filo senderista, y en sede internacional, una respuesta firme de nuestra Cancillería contra los gobiernos injerencistas que responden al socialismo del siglo XXI que boicotean democracias y sabotean el crecimiento económico y desarrollo de nuestros pueblos.

(*) Ex vicepresidente de la República

(*) Ex congresista de la República

* La Dirección periodística no se responsabiliza por los artículos firmados

La Noticia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba