Especiales

¿Nuevos fármacos pondrán fin a la pandemia del COVID?

Científicos del mundo no le dan tregua al COVID-19, muy al margen de las vacunas que se aplican en todo el planeta

La ciencia no le da respiro al COVID-19. Diversos laboratorios del mundo vienen probando distintos fármacos que, con el tiempo, reemplazarán a las vacunas como tratamiento integral contra esta fatal enfermedad. Por lo pronto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado el visto bueno a tres de estos, los mismos que se encuentran en proceso final para su aprobación. Definitivamente, una luz se vislumbra al final de túnel…

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, se han registrado en el planeta no menos de 2.700 ensayos clínicos de tratamientos experimentales contra el COVID-19. Estas pruebas involucran a humanos. Las vacunas, como tratamiento de emergencia, vienen cumpliendo una efectiva lucha contra la enfermedad; sin embargo, el estar vacunado no impide que el virus reingrese al cuerpo y vuelva a infectarnos. La validez de la vacuna se basa en que, una vez contagiada, la persona no irá a parar a una cama UCI o morirá en el intento de superar la enfermedad.

 ENSAYOS CLÍNICOS

Lo que los científicos del mundo están empeñados en conseguir es crear un fármaco que impida que el COVID-19 se convierta en una enfermedad endémica en el planeta y, quién sabe, sea desterrada de una vez y para siempre de la faz de la Tierra. La farmacéutica norteamericana Pfizer anunció que empezó los ensayos clínicos con un medicamento contra el COVID-19 que revolucionará el tratamiento de esta enfermedad.

El medicamento, que posiblemente denominarán “Molnupiravir”, fue diseñado originalmente para combatir la gripe. Recientemente se demostró que este medicamento actúa a través de la incorporación de la sustancia en el genoma del SARS-CoV-2 durante la reproducción.

El “Molnupiravir” podría interactuar con el genoma viral durante la replicación y causarle estragos al virus, limitando así su transmisión. El remedio ha sido desarrollado específicamente para su administración vía oral, a diferencia del remdesivir que se aplica de forma intravenosa, y para que pueda prescribirse a la primera señal de infección o después de saber que se estuvo expuesto al virus.

LABORATORIOS

Es así que los laboratorios responsables, Pfizer y Merck, iniciaron hace unos meses estudios en pacientes hospitalizados y sintomáticos. Normalmente, en el caso de medicamentos, también se hacen ensayos de fase I, II y III. Pero como estamos en plena pandemia y se necesitan los medicamentos rápido, se está permitiendo que las distintas fases se hagan en simultáneo en un solo estudio.

Según informaron, el ensayo involucrará a más de 2.000 participantes mayores de 18 años, quienes recibirán el medicamento (PF-07321332) con ritonavir o un placebo por vía oral dos veces al día durante 5 o 10 días.

APOSTANDO POR LA VIDA

El asunto es, añaden los científicos de Pfizer, ver hasta qué fase de la enfermedad funciona el fármaco. Como el remdisivir, que ayuda al comienzo de la enfermedad. Cuando la infección está muy avanzada, el virus ya no juega un rol importante, sino el sistema inmunológico del paciente. En una fase grave de la enfermedad, los órganos ya no funcionan de manera equilibrada. Y en esa fase, lamentablemente, los tratamientos antivirales ya no tienen tanta eficacia. Ese es el problema con cualquier medicamento antiviral, hay que darlo lo más temprano posible.

Pfizer insiste que su nuevo medicamento no tiene ninguna intención de sustituir a las vacunas. “Es una herramienta más e importante. Potencialmente hablando sobre este y otros medicamentos, un tratamiento oral sería muy beneficioso, pero probablemente descubriremos otra vez que cuanto más temprano se administre el antiviral, mayor será su eficacia. La vacuna protege mucho más contra la enfermedad grave. De modo que hay que seguir con el esfuerzo de vacunar a todos”, añade el virólogo alemán Felix Drexler.

Si bien los medicamentos podrán funcionar como tratamiento complementario de la vacuna, se abre una ventana importante para experimentar con nuevas fórmulas que combatan al virus biológicamente. Si las cosas marchan como prevén los científicos, el Covid 19 pasará a ser un mal recuerdo para la humanidad, dejando tras de sí cerca de 5 millones de fallecidos en el mundo.

CHINA TAMBIÉN PREPARA MEDICINAS

China se coloca en el centro de la mirada científica después de haber confirmado que comenzará muy pronto los ensayos clínicos de un esperanzador fármaco contra la Covid-19. El país asiático, a través de la farmacéutica estatal CNBG, está preparando un medicamento basado en el plasma de pacientes recuperados por completo de la enfermedad, y es ahora cuando comenzará la investigación en humanos.

Zhu Jingjin, vicepresidente de CNBG, ha hablado con los medios de comunicación para explicar que “los resultados de las pruebas en animales demuestran que el fármaco puede aliviar considerablemente los síntomas y problemas causados por el coronavirus SARS-CoV-2. Por ello, acaba de recibir la aprobación de la Administración Estatal de Medicamentos y muy pronto comenzaremos con la investigación clínica”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba