Política

“Candidato Hernando de Soto asesoró a dictadores y genocidas”

Analistas afirman que colaboró con regímenes corruptos y asesinos

En su larga trayectoria como asesor, el candidato presidencial de Avanza País, Hernando de Soto, ha asesorado, según diversos analistas, a dictadores como Mohamed Suharto (Indonesia), Muamar Gadafi (Libia) y Hosni Mubarak (Egipto), cuyos gobiernos son acusados de corrupción y genocidio.

Por eso, el candidato Julio Guzmán, del Partido Morado, dijo recientemente: “Lo que yo recuerdo es que el señor De Soto ha sido asesor de dictadores y que se siente más cómodo en las dictaduras que en las democracias”.

El tema es ampliamente analizado a nivel jurídico y académico. El abogado Grover Cornejo Yancce, en una publicación en su blog, afirma que De Soto “es un hombre de una sola línea: siempre está con los tiranos”.

“Aconsejó, por ejemplo, a Mohamed Suharto, el gobernante de Indonesia que robó entre 15 mil y 35 mil millones de dólares a su país (…) Suharto gobernó Indonesia durante 31 años, sin que Washington arrugara la frente. De Soto, siempre bajo la sombra de los gringos, aprovechó para asesorar al tirano. No eliminó la pobreza; el pueblo eliminó en 1998 al dictador”, afirma el letrado. Cornejo Yancce refiere que otro dictador favorecido por los consejos de De Soto y que termina “por la pata de los camellos” es Muamar Gadafi.

“El mandón libio fue durante décadas un antiimperialista radical, hasta que decidió inclinarse ante el imperio. En esa etapa entró a barajar De Soto, quien renunció cuando ya las papas quemaban y los bombardeos criminales de la OTAN mataban civiles libios”, agrega.

Otro de los asesorados por De Soto es el dictador egipcio Hosni Mubarak, derrocado en 2011 tras 30 años en el poder y acusado de haber robado 70 mil millones de dólares de las arcas públicas junto a su familia.

Al respecto, Juan Carlos Díaz, miembro de SERVINDI (Comunicación integral para un mundo más humano y diverso), coincide en que, a lo  largo de su labor, a De Soto “se le ha conocido por ser asesor de regímenes dictatoriales y genocidas, como son los casos del egipcio Hosni Mubarak y el libio Muamar Gadafi”.

VARGAS LLOSA: ERA VANIDOSO, POMPOSO Y RIDÍCULO

En su libro ‘El pez en el agua’, Mario Vargas Llosa describe a Hernando de Soto como una persona vanidosa y ostentosa. Revela, incluso, que el hoy candidato presidencial se apellida Soto, pero se puso el ‘de’ como una ‘cursilería’.

“Hernando era vanidoso y susceptible como una prima donna  y cuando lo conocí, en 1979, recién llegado de Europa, donde había vivido buena parte de su vida, me pareció un personaje un tanto pomposo y ridículo, con su español trufado de anglicismos y galicismos y sus cursilerías aristocráticas (al apellido paterno le había añadido un coqueto ‘de’ y por eso Belaunde se refería a él, a veces, como ‘ese economista con nombre de conquistador’)”, se lee en la obra del Premio Nobel.

Vargas Llosa también recuerda que, después de las elecciones que él perdió, De Soto se acercó a Alan García, quien trató de aprovechar su fama de conservador exitoso, pero todo fue un fracaso. Agrega que acabó por defraudarlo ese personaje que creyó en un momento “capaz de adecentar la política y salvar al Perú”

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button