ParticularPolítica

Canciller González-Olaechea reafirmó su compromiso con la defensa de la diplomacia y soberanía peruana

Titular de Torre Tagle fue incorporado como miembro honorario a la Sociedad Fundadores de la Independencia

El ministro de Relaciones Exteriores, Javier González-Olaechea reafirmó su compromiso con la defensa de la diplomacia y soberanía peruana, durante su exposición en la sesión extraordinaria de la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia.

Durante su alocución, el Canciller se refirió a los nuevos desafíos que plantea la actualidad en la política exterior como la era disruptiva, pero además la seguridad y la paz internacionales.

“Como Canciller de la República, desde el primer día tuve clara conciencia del peso de este enorme legado y de la dimensión de la responsabilidad que me cabe de cara a los nuevos desafíos que se nos plantea a los peruanos y a la humanidad: la transición de una era de cambios a un cambio de era, la Era Disruptiva”, señaló.

En otro momento expresó su preocupación por el creciente club nuclear, el irrefrenable armamentismo, las guerras híbridas, las nuevas armas letales, los nuevos aplicativos de la seguridad internacional, la nano inteligencia militar, la proliferación de los fundamentalismos letales que hoy reconfiguran indudablemente el orden mundial, día a día, hora a hora.

“En adición al espacio terrestre, el marítimo y el aéreo- presenciamos la supremacía del cuarto espacio: el exterior bajo la nueva doctrina: el multidominio. Y ni qué decir respecto a una de las nuevas amenazas que debemos nosotros enfrentar sin pestañear.  Me refiero aquellos nuevos actores internacionales que -no siendo propiamente estados- perforan nuestra seguridad, como el crimen organizado trasnacional y los fenómenos cada vez más numerosos y complejos como las diásporas y las migraciones forzadas, entre otros”.

El canciller González-Olaechea fue incorporado como miembro honorario a la Sociedad Fundadores de la Independencia. 

Al respecto manifestó: “Recibo este honor, con humildad, respeto, pero, por sobre todo, con el irrenunciable compromiso en virtud del juramento que hice ante la Nación a la hora de asumir la responsabilidad de ejercer el cargo que ostento y cuya sustancia no es otra que la defensa de los sagrados intereses permanentes de nuestra patria”.

Señaló, finalmente, que en honor a quienes lucharon por la independencia del país y defendieron su soberanía e intereses se requiere actualizar y proyectar en el exterior el legado -hic et nunc- en la tarea permanente de construir una nación segura, unida, respetada y próspera.

Related Articles

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button