Actualidad

Presidente de OSIPTEL: “No es correcto decir que hay menos conectividad en el país”

Señaló que en los últimos nueve años el acceso a internet en los hogares se ha más que cuadruplicado

Cada año existen más hogares conectados. De acuerdo a datos del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL), en los últimos nueve años el acceso a internet fijo o móvil se ha más que cuadruplicado, y la información reportada por las empresas operadoras muestra una tendencia positiva hacia una mayor penetración de los servicios en el país.

Así lo señaló el presidente ejecutivo del OSIPTEL, Rafael Muente Schwarz, durante su presentación en Conecta Perú, evento que reunió a diversos actores de la industria de las telecomunicaciones, donde enfatizó que no es correcto decir que hay menos conectividad en el país.

“Hoy estamos más conectados gracias al servicio móvil e internet fijo”, afirmó. Muestra de ello, mencionó que al 2021, 87.7 % de hogares peruanos acceden al servicio de internet, mientras que en el 2012 solo se alcanzaba el 19.8 %. Además, de acuerdo a información de las empresas operadoras, se sigue contabilizando más de 41 millones de líneas activas en el servicio móvil y en el servicio de internet fijo se superan los tres millones de conexiones a nivel nacional.

Mencionó que existe un gran tramo para crecer y llegar a los lugares más alejados del país, pero que ello requiere no solo de un esfuerzo desde el sector privado, sino también desde el Estado, a través de Pronatel.

Un sector de telecomunicaciones fortalecido

De otro lado, el presidente ejecutivo del OSIPTEL señaló que la contribución del sector telecomunicaciones al producto bruto interno (PBI) se ha incrementado sostenidamente a lo largo del tiempo, lo que refleja el rol que viene teniendo esta industria en el desarrollo de la economía peruana. “Al cierre del primer semestre del año la participación del sector en el PBI fue de 5 %”, puntualizó.

En esa misma línea, destacó que, durante los primeros seis meses del año 2022, los ingresos de las principales empresas operadoras del sector telecomunicaciones se incrementaron 8.0 %. Además, hasta el año 2021, se observa una tendencia creciente del margen EBITDA y, en el caso de algunas empresas, este margen se situó por encima del 30%. “En el avance del 2022, predomina el crecimiento del margen EBITDA, solo una empresa redujo dicho margen como consecuencia del mayor nivel de sus gastos operativos debido a la mayor actividad comercial y la adquisición de abonados”, explicó.

“La pandemia dio una lección a todos. Hoy nadie cuestiona la importancia de las telecomunicaciones para la conectividad de nuestro país”, indicó el funcionario.

Muente aseguró que existen condiciones regulatorias y económicas para seguir generando una mayor competencia en el sector, lo que implica incentivos para brindar mejores beneficios a los usuarios, como la reducción de tarifas de los servicios. “Por ejemplo, la tarifa implícita por megabyte de internet móvil se ha reducido en un 96.6% entre 2014 y 2022”, destacó.

Compromiso a mejorar la calidad de los servicios

El presidente ejecutivo del OSIPTEL señaló que la satisfacción por los servicios no es buena, pues de acuerdo al Estudio de Satisfacción realizado por el regulador, el 29 % de los usuarios del servicio de internet fijo están totalmente satisfechos, mientras que en el servicio móvil llega al 50 %.

“Estos resultados nos deben preocupar a todos como industria. Es crucial que haya mayores compromisos a nivel privado para mejorar la calidad de los servicios por el bien de millones de usuarios”, dijo Rafael Muente.

Añadió que la razón de ser de los servicios públicos y de la libre competencia es que redunde en un bienestar de los ciudadanos del país. “El Estado concesiona los servicios públicos y en ese sentido las empresas operadoras deben cumplir con estándares de calidad mínimamente aceptables”, acotó.

Venta de chips móviles en vía pública

Muente recordó que el OSIPTEL se pronunció en contra desde que se detectó la venta de chips en la vía pública y que, pese a los riesgos que esto implica para la seguridad de la información de los ciudadanos y la vulneración de sus derechos como usuarios de los servicios, existe una oposición cerrada de parte de las empresas operadoras, tanto a nivel de cuestionamientos administrativos como, recientemente, judiciales.

“La venta ambulatoria de chips es una conducta empresarial que está muy lejos de ser socialmente responsable, pues se promueve y fomenta abiertamente la informalidad, y modos de comercialización imposibles de manejar y fiscalizar, y que generan situaciones de fraude y delitos”, alertó.

Afirmó que el OSIPTEL no cederá en sus intenciones de que los servicios públicos de telecomunicaciones se den en un marco de seguridad y en un contexto sano y que promueva la formalidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba