Opinión

Las “perlas” de un congresista

Por: Martín Valdivia Rodríguez

Acto uno: el programa “Cuarto poder” mostró audios como prueba de que el congresista Jorge Flores Ancachi solicitaba a su personal entregarle un porcentaje de sus ingresos, incluyendo el 10 % de sus salarios y el 50 % de los bonos otorgados por el Parlamento. Acto dos: el fiscal de la nación, Juan Carlos Villena, interpone una denuncia constitucional contra Flores Ancachi por el mismo caso. Acto tres: Flores Ancachi presenta un proyecto de ley para impedir que periodistas y sus familiares contraten con el Estado. ¿Cómo se llama la obra?

Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío. Es decir, quien cobra la revancha espera con paciencia para salir de las sombras y dar el golpe de sorpresa. Pero, según parece, Flores Ancachi tiene otro estilo de venganza, pues se “mandó de hacha”, peruanismo que en el “Diccionario de americanismos” (2010) es definido como “ponerse en evidencia”.

Tan evidente es la represalia de Flores Ancachi, que el director ejecutivo del Consejo de la Prensa Peruana, Rodrigo Salazar Zimmerman, sostiene que el proyecto de ley es “vengativo”. Por su parte, la Federación de Periodistas del Perú lo considera “como una amenaza directa a la libertad de prensa”.

En efecto, el proyecto de ley del congresista, que pretende limitar la libertad de trabajo de los periodistas y sus familiares, más parece un intento de amedrentar a la prensa, que está detrás de casos de corrupción, tráfico de influencias y abuso de poder, entre otros delitos que con frecuencia cometen funcionarios públicos, entre ellos los parlamentarios. La propuesta también es firmada por Darwin Espinoza, Gustavo Cordero Jon Tay, Luis Aragón, Wilson Soto Palacios y Elvis Vergara. Dos de estos congresistas fueron expulsados de sus propios partidos y casi todos son investigados por el caso Los Niños.

Hay varios audios que vinculan al congresista Flores Ancachi con el recorte de sueldos y por eso parece que tiene la suerte echada en el Ministerio Público. Pero el caso de recorte de sueldos no es el único que la prensa destapó sobre Flores Ancachi, quien —por cierto— también está implicado en Los Niños. El mismo programa televisivo reveló que dos allegados a su hija consiguieron trabajo en el Congreso después de conversar con él.

Cuando un periodista le pregunta al congresista por estos temas, él lo acusa de hacer “chisme” y le sugiere “trabajar para Magaly”. Pésima la estrategia de Flores Ancachi la de defenderse atacando a la prensa, pues ha tenido un efecto búmeran. Ahora es un congresista de perfil bajo que se ha hecho famoso, pero por los escándalos. Porque lo que digo y escribo siempre lo firmo.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button